Cada 100 ml de solución oftálmica contiene:
• Nafazolina clorhidrato 0,12mg/ml Dextran 70
• Hidroxipropilmetilcelulosa

Lágrimas descongestionantes

El principal componente de LAGSOLETS® , es la nafazolina, que posee una potente acción vasoconstrictora periférica, mediada por un estímulo en el nivel de subtipo a1 de receptores adrenérgicos. Esta acción se ejerce de manera fundamental sobre las mucosas y tiene una duración prolongada (3 a 4 horas). Es una droga simpaticomimética sintética con un núcleo imidazol. Este núcleo le confiere no sólo acciones adrenérgicas, sino también colinérgicas.

Dentro de los excipientes de este producto, encontramos al Dextrán 70 y al Methocel E 4M Premium o Hidroxipropilmetilcelulosa, que son agentes hidrogeles, que mejoran la viscosidad de la lágrima, lo cuál la ayuda a permanecer en el ojo por más tiempo, además de tener la propiedad de hincharse con el agua y retener la humedad. Con esta última propiedad imitan la acción de la mucina conjuntival, que favorece la lubricación ocular.

La acción vasoconstrictora de la nafazolina, y el efecto lubricante de sus excipientes, brindan un bienestar inmediato al ojo irritado, con baja incidencia de efectos sistémicos.

Alivio temporal del enrojecimiento del ojo debido a irritaciones oculares menores.

Está indicado en todas las condiciones en que se desee un alivio de la irritación, ardor, prurito y/o congestión ocular, por ejemplo: polvo, humo, smog, exposición solar, viento, lentes de contacto, alergias, resfrios o natación.

Dosis según prescripción médica. Dosis usual: Instilar 1 a 2 gotas en el (los) ojo (s) afectado (s) 3 a 4 veces al día, o con menor frecuencia, de acuerdo a como se presentan los síntomas.
El tratamiento no debe superar los 4 días salvo indicación médica.

Hipersensibilidad al principio activo.
No utilizar en presencia de glaucoma de ángulo estrecho.
En niños menores de 2 años no se aconseja su uso.

Solo para uso oftálmico tópico.

Usar con precaución en pacientes con anormalidades cardiovasculares, hipertensión, diabetes o hipertiroidismo. Nafazolina puede producir midriasis cuando se aplica sobre la conjuntiva, pero este efecto usualmente es mínimo con las concentraciones usadas como descongestionante ocular.

El uso en lactantes y niños puede causar depresión del SNC, coma y una marcada disminución de la temperatura corporal.

Utilizar con precaución durante el embarazo y lactancia.

Si la irritación y/o enrojecimiento se mantiene o aumenta, se debe discontinuar su uso y consultar al médico.

Se recomienda retirar los lentes de contacto antes de su uso.

El sobreuso de este producto o de otro vasocontrictor puede producir incremento del rojo del ojo.

Para no contaminar la solución evítese el contacto directo del gotario con las zonas afectadas.

En caso de ingestión accidental, buscar asistencia médica.
Después de su uso tapar inmediatamente.

Si la solución cambia de color, o se torna turbia, no utilizar.

No utilizar el contenido después de un mes de abierto el frasco.

Es muy bien tolerado.

Se ha reportado dilatación pupilar, aumento de la presión intraocular, irritación local pasajera.

Pueden presentarse ocasionalmente efectos sistémicos tales como hipertensión, irregularidades cardiacas, hiperglicemia.

Los pacientes que se encuentran bajo inhibidores de la MAO pueden experimentar una crisis de hipertensión si se les administra una droga simpaticomimética.

No se han reportado casos de sobredosificación con este producto.
Almacenaje: Almacenar a no más de 25° C, protegido de la luz.
Presentación: Frascos con 10 ml de solución oftálmica estéril